domingo, 8 de julio de 2012

un poco de turismo





Hace un par de meses, aprovechando el deshielo de la montaña, fuimos a ver uno de esos espectáculos que da la naturaleza.  Se trata del nacedero de un rió que se encuentra a una hora de casa. El salto de agua es impresionante y las vista sin igual. Además de lo que se ve, estábamos rodeados de buitres que anidaban en las paredes del salto, águilas reales y algún que otro ratonero. Espero que os guste.

3 comentarios:

  1. Pues espero que me hagas alguna visita y lo vemos juntos y despues unas botellas de sidra.

    ResponderEliminar
  2. Sin palabras. Las imágenes lo dicen todo.

    ResponderEliminar